Blog de Oticon

Signos de pérdida auditiva en bebés y niños pequeños: de 0 a 3 años

Tiempo de lectura
23/06/21

La audición tiene un papel importantísimo en el desarrollo de tus hijos. Si no se trata, la pérdida auditiva puede retrasar partes importantes de su desarrollo, como, por ejemplo, el aprendizaje del lenguaje, con la consecuente repercusión en habilidades vitales de la vida cotidiana como socializar. Por fortuna, hay muchas formas de ayudar a un niño a lidiar con la pérdida auditiva, siendo el primer paso la identificación de un posible problema.

Lee más información sobre por qué la audición es importante para los niños

 

El desarrollo que experimentan tus hijos durante los tres primeros años es exponencial. Esto dificulta con creces la generalización en cuanto a la pérdida de audición en menores de entre 0 y 3 años. Además, los niños perfeccionan muchas aptitudes, como el lenguaje, a ritmos diferentes, por lo que puede que tengas que reflexionar sobre si tu hijo o hija presenta o no dificultades adicionales. La pérdida de audición puede retrasar el desarrollo del lenguaje durante este período tan importante; esto podría tener un efecto negativo en el aprendizaje o desarrollo de otras destrezas dificultando que comprenda por completo lo que se le instruye verbalmente. 

Teniendo esto en cuenta, hemos recopilado una serie de signos a los que atender para poder identificar una posible pérdida auditiva en bebés y niños menores de 3 años.

 

Suele ser complicado identificar una pérdida de audición a una edad tan temprana, y sobre todo si es leve. Sin embargo, hay algunos signos a los que puedes prestar atención. Podría haber indicios de una pérdida auditiva si tu hijo/a no es capaz de:

● responder al sonido o a la música;
● fijarse en la dirección de la que proviene un sonido;
● reconocer y responder a tu voz; 
● darse cuenta de que los juguetes hacen ruido; o
● hacer ruidos diferentes para expresar felicidad o tristeza.

 


Si tu hijo/a reacciona a uno de los siguientes, habrá superado ya un montón de etapas en su desarrollo. En relación con su audición, tu hijo/a debe ser capaz de: 

● responder a su nombre;
fijarse en la dirección de la que proviene un sonido;
entender y responder a palabras simples como «No», «¿Más?», «Arriba» o «Papi», entre otras; 
escuchar canciones e historias de corta duración;
reconocer canciones, música y sonidos que le sean familiares;
jugar contigo al cucú o juegos similares; o
hacer sonidos simples, probablemente decir sus primeras palabras.

 

b2c-oticon-blog_post-image_signs_of_hearing_loss_for_children_3_year

 

Una vez que su hijo o hija cumpla los dos años, ya habrá experimentado mucho. Tanto con su cuerpo como con los sonidos y palabras. Se podría dar un indicio de pérdida auditiva si al cumplir dos años su hijo o hija no es capaz de:

usar y comprender muchas de las palabras nuevas;
nombrar elementos en los libros o de la vida cotidiana; 
seguir instrucciones simples como «Coge la muñeca», «Ve a mamá» o «Mira el perro»;
reconocer partes corporales o fotos en libros cuando los mencione;
preguntar y responder a preguntas simples como «¿Qué es eso?», «¿Quién ese ese/a?» o «¿Dónde está Antonio?»; o
juntar palabras como «Papi, arriba» o «No más plátano».

 

Tu hijo o hija ya sabrá andar (o incluso correr) y mostrará su personalidad por medio de palabras. A esta edad, podría ser un indicio de pérdida de audición si tu hijo o hija todavía no puede:

formar pequeñas oraciones; 
entender antónimos como grande/pequeño, arriba/abajo o parar/ir;
hablar y que la gente que lo conozca le entienda;
preguntar y entender «¿Por qué?»
entender estructuras bastante complicadas como «Ve a tu habitación y coge la sábana»; o
aprender y entender palabras nuevas con rapidez. 

 


Si has leído nuestra lista y crees que tu hijo/a puede tener un problema auditivo, empezar el viaje hacia una mejor audición lo antes posible puede cambiar por completo su vida. El primer paso es que un audioprotesista le haga una prueba de audición. Puedes buscar su clínica más cercana en el siguiente enlace:

Encuentre una clínica cerca de ti

Puedes leer aquí más información sobre audífonos para bebés y niños pequeños