Tus oídos recogen sonidos, pero es tu cerebro el que realmente los comprende.

Una buena audición ayuda a tu cerebro a permanecer en forma durante toda tu vida y ayuda a evitar otros muchos
problemas de salud. Esto significa que tu salud auditiva es salud para tu cerebro.

Por eso hemos desarrollado la tecnología BRAINHEARING™ para los audífonos.

¿Alguna vez sientes...

  • ...que la gente murmulla?

  • ...que te pierde sus historias?

  • ...o que no puedes escuchar la televisión?

 

¿Y alguna vez te sientes...

  • ...cansado o estresado tras socializar con los demás?

  • ...confundido sobre las conversaciones?

  • ...que prefieres quedarte en casa?

¡Tu cerebro puede necesitar más sonidos!

Si tu cerebro no obtiene la información sonora que necesita, será más difícil para ti
comprender lo que dicen las personas y lo que sucede a tu alrededor.

De esta forma, un problema auditivo se convierte en un problema del cerebro, lo que se traduce en problemas para la vida.

Esto se debe a cómo funciona la audición en el centro auditivo del cerebro.

¿Cómo funciona la audición en el cerebro?

El sonido viaja desde tus oídos al centro auditivo del cerebro, donde hay dos subsistemas: El subsistema de orientación y el subsistema de enfoque*. Estos subsistemas funcionan juntos constantemente para ayudarte a comprender la escena sonora que lo rodea.


1: El subsistema de orientación analiza constantemente tu entorno para crear una vista general completa de la escena sonora.

2: El subsistema de enfoque te ayuda a seleccionar qué sonidos escuchar y a cuáles cambiar tu atención, mientras que se filtran los sonidos irrelevantes.


Desde aquí, el sonido es utilizado por otros centros cerebrales como la memoria y las emociones.

Más información sobre la ciencia de BrainHearing aquí

* O’Sullivan et al. (2019) & Puvvada et al. (2017)

¿Qué sucede si tu cerebro
no recibe suficientes
sonidos?

Con una pérdida auditiva no llega suficiente información sonora a tu cerebro
desde tus oídos o la calidad de esa información es demasiado baja.

Esto hace que sea mucho más difícil para el cerebro orientarse en el entorno, lo que
hace que sea más difícil centrarse en lo importante.

Esto afecta a todas las partes diferentes de tu cerebro que interpretan
 el entorno. Todas tienen que trabajar más.

Esto deja menos recursos mentales para otras cosas, como recordar.

  • Es más difícil seguir las conversaciones

    Cuando falta información sonora en situaciones como cafeterías, reuniones familiares o donde mucha gente habla a la vez, se hace mucho más difícil.

  • Escuchar requiere más esfuerzo

    El cerebro tiene que trabajar más para reconocer los sonidos de la información sonora incompleta, a la vez que tiene que rellenar los huecos recordando y adivinando.

  • La carga mental aumenta para la audición

    Al tener menos capacidad mental disponible para otras cosas, es más difícil para las diferentes partes de tu cerebro que también interpretan tu vida.

Las consecuencias de
la pérdida auditiva sin tratar

Ya que la audición es un proceso mental, la pérdida auditiva no tratada o tratada de forma inadecuada puede
provocar consecuencias negativas para tu cerebro.

Para que tu cerebro funcione como es debido, necesita la perspectiva sonora completa.

Si el acceso al sonido por parte del cerebro está limitado, por un tratamiento inadecuado
de la pérdida auditiva, puede provocar por ejemplo serios problemas en la vida:

¿Qué puedes hacer para mantener
tu cerebro sano?

Obtén asesoramiento auditivo por parte de un profesional

Una de las cosas más importantes que puedes hacer es someterte a una prueba auditiva y, después, recibir el tratamiento adecuado si tienes cualquier tipo de pérdida auditiva.

El sentido de la audición, con un tratamiento efectivo de la pérdida auditiva significativa, es clave para mantener el cerebro sano durante toda tu vida.

Un profesional de la audición o audioprotesista cualificado puede hacerte pruebas auditivas para detectar cualquier signo de pérdida auditiva. Pueden aconsejarte sobre los audífonos más adecuados, y configurarlos para que ayuden a tu cerebro de la mejor forma posible.

Elije audífonos que ayudan al cerebro con tecnología BrainHearing

Si optas por audífonos Oticon, estarás eligiendo audífonos que siempre se esfuerzan por dar a tu cerebro acceso a la escena sonora completa, para ayudar a tu cerebro a trabajar de forma más efectiva.

Nuestros audífonos ayudan a asegurar que tu cerebro recibe la información sonora de calidad que necesita para mantenerse sano.

Llamamos a este enfoque único BrainHearing, y esto es lo que hace que los audífonos Oticon sean únicos.

Descubre los audífonos con tecnología BrainHearing aquí