Consejos para una cena de navidad perfecta

Imagine todas las mesas con familiares y amigos reunidos para compartir una comida de Navidad. En alguna de ellas, habrá una persona con pérdida auditiva. A continuación le ofrecemos algunas sugerencias para contribuir a que nadie se sienta excluido.

Adapte el entorno a sus invitados

El entorno sonoro ejerce un gran efecto sobre las personas con pérdida auditiva. Por lo tanto, para conseguir que todos disfruten de la cena, debe adaptar el ambiente para que la persona con problemas auditivos perciba menos ruido. Decida dónde debe sentarse cada invitado: utilice tarjetas con sus nombres o reserve el asiento para la persona con pérdida auditiva con un cojín especial.

  • Siente a las personas con dificultades auditivas lejos de la cocina o del lugar donde se prepara la comida

  • Coloque a las personas con pérdida auditiva donde puedan ver al mayor número posible de personas, como en la cabecera de la mesa

  • Si alguien tiene un lado bueno del que oye mejor, intente colocar a la mayoría de personas de ese lado

  • Designe habitaciones o zonas: una habitación de juego para los niños, una sala para ver la televisión o una zona tranquila para hablar con tranquilidad

Reducir el volumen y mejorar la calidad de sonido

El ruido de fondo dificulta la audición, especialmente si en él hay charlas animadas y ruidos de cubiertos, sartenes y platos.

A medida que aumenta el ruido de fondo, la gente tiende a hablar más alto. Por desgracia, para las personas con dificultades auditivas, este ruido puede aumentar rápidamente.

  • Baje el volumen de la música para conseguir un nivel de sonido general bastante bajo

  • Cierre las cortinas para mejorar la reflexión del sonido y reducir el brillo y los reflejos

  • Espere a que los invitados se hayan levantado de la mesa para recoger los platos

  • Apague la televisión mientras come o seleccione subtítulos para que los demás puedan seguirla en silencio

Escuche a través de sus ojos 

Mirar a las personas a la cara hace que sea más sencillo saber cuándo empiezan a hablar y poder leer sus labios, expresiones y demás lenguaje corporal.

La mayoría de los audífonos son direccionales, por lo que sus usuarios tienen dificultades para oír aquello que no están mirando. Por ejemplo, si alguien comienza a dar un discurso, la persona con pérdida auditiva no se dará cuenta hasta que le vea hacerlo. Entonces tendrá que girarse hacia el orador para poder oírle.

  • Asegúrese de que el comedor está bien iluminado y que los comensales pueden verse la cara claramente

  • Equilibre la iluminación ambiental para favorecer a las personas que necesitan ver con claridad para seguir la conversación

  • Retire los objetos grandes de la mesa para que los comensales se vean con claridad

  • Coloque velas en los lados de la habitación y no en el centro de la mesa

Ayude a los demás a ayudarle

Los demás no siempre saben cuáles son las necesidades de una persona con pérdida auditiva. Por eso, es importante que usted se lo explique educadamente. Sino, ¿cómo podrían saberlo?

Piense en la persona que está preparando la comida. Querrá que sea un éxito, ¿verdad? Pues eso se traduce en que usted y todos sus invitados disfruten de la cena.

  • Dígale a su anfitrión qué es más fácil para usted. Por ejemplo, puede pedir sentarse donde tenga más personas de su lado bueno, o donde esté más lejos de la cocina o de la televisión

  • Pida a la persona que esté sentada a su lado que le ayude a seguir el hilo de la conversación o que le indique si alguien se dirige a usted

  • Si tiene dificultades, pida a sus interlocutores que lo miren a la cara cuando hablen con usted

  • Si el sonido de fondo le resulta molesto, indíquele a alguien que tiene dificultades de audición

  • ¿Reconoce los primeros síntomas de la pérdida auditiva?

    Hágase estas seis preguntas. Si puede responder SÍ a una o más de estas preguntas, puede ser un síntoma de una pérdida auditiva.

  • Trabajo en equipo en casa

    La pérdida auditiva de una persona afecta a toda la familia. El mejor consejo para su familia es actuar en equipo y aprender a adaptarse juntos.

  • Tengo un problema

    ¿Tiene problemas con su audífono? Busque soluciones a los problemas más comunes.

  • Localice un centro audiológico

    Un audiólogo protésico puede hacer una prueba de audición y determinar el tratamiento más adecuado